• Diego Balbuena

¿Se pueden estudiar reptiles con cámaras trampa?

Las cámaras trampa son equipos muy eficientes para monitorear mamíferos, por lo que su uso ha aumentado considerablemente en las últimas décadas. Sin embargo, ya que los modelos más usados se activan al detectar cambios de temperatura, su uso para el monitoreo de reptiles generalmente es ignorado.


Una afaninga (Leptophis ahaetulla) en Sucusari, Loreto.

Foto: Diego Balbuena


Si bien la mayoría de registros de reptiles en cámaras trampa son casuales, en los últimos años se han realizado algunos estudios probando la efectividad de estudiar a este grupo de animales, particularmente lagartijas, con estos equipos. En este post discutiremos algunos puntos a tomar en cuenta si desean probar este método.


1. Sensores


Para que un animal sea registrado por una cámara trampa con sensor infrarrojo pasivo (PIR por sus siglas en inglés) se estima que la temperatura de este debe variar en al menos 2.7 °C; sin embargo, los animales ectotermos, aquellos que no regulan su propia temperatura como los anfibios y reptiles, no varían en más de 3 °C del ambiente. Entonces, se puede asumir que aquellos registros de reptiles en monitoreos con cámaras trampa se dieron después que estos animales se calentaron al sol y luego se desplazaron por sitios más fríos, activando las cámaras.


Tegu (Tupinambis cuzcoensis) captado por una cámara trampa en el

Parque Nacional del Manu. Foto: Diego Balbuena


Michael T. Hobbs y Cheryl S. Brehme pusieron a prueba cámaras trampa modificadas, agregándoles un sensor HALT (creado por el equipo y en proceso de patente). Este sensor logró incrementar considerablemente la probabilidad de detección de mamíferos pequeños, reptiles (serpientes y lagartijas), anfibios, y hasta invertebrados grandes como tarántulas y escorpiones.


Pero, ¿es necesario invertir en sensores adicionales? Si bien este método aumentó la probabilidad de detección, otros estudios han demostrado que es posible estudiar estos animales con cámaras convencionales y sensores PIR.


2. Posición de la cámara trampa


La posición óptima y más usada para el monitoreo de mamíferos es la horizontal; es decir, la cámara trampa enfoca hacia el horizonte. De esta manera no solo tiene mayor campo de visión, sino también mayor profundidad. Por ejemplo, al colocar la cámara enfocando una trocha o una rama, si se pone en el dosel, esta puede registrar a la fauna mientras transita por ese camino.


Ejemplo de posicionamiento vertical de una cámara trampa colocada para monitorear reptiles. Foto: Welbourne et al. 2019


Diversos estudios han demostrado, sin embargo, que la mejor posición para colocar las cámaras trampa si se desean registrar reptiles, particularmente lagartijas, es la vertical. Colocando un soporte, la cámara trampa se puede colocar a unos 70 cm del suelo mirando hacia abajo sobre una plataforma. Esta puede tener cuadros o marcas para estimar el tamaño de los animales, y hasta un atrayente. Para asegurarse que los animales pasen por la plataforma, estudios previos han colocado pequeños cercos de plástico, así como los utilizados en las trampas pitfall.


Cerco de plástico que dirige a animales pequeños a una trampa pitfall.

Foto: Diego Balbuena.


3. Configuración


Para obtener la mayor cantidad de registros sin utilizar sensores externos, si la cámara lo permite, se puede utilizar una configuración híbrida en el modo de disparo de esta. Un estudio comparó tres modos de disparo: sensor de movimiento, time-lapse, y el modo híbrido, utilizando ambos modos al mismo tiempo. Al utilizar los dos métodos, con el intervalo del time-lapse ajustado a 5 minutos entre cada disparo, se incrementaron los registros de reptiles.


4. Distancia focal


Ya que la distancia óptima entre las cámaras y el suelo es de entre 65 y 70 cm, la distancia focal debe ser ajustada. Los pequeños animales que son detectados se ven borrosos, ya que las cámaras trampa están diseñadas para fotografiar animales de mayor tamaño y no tan cerca a las cámaras.


Comparación de fotos de cámaras con distintas distancias focales.

Imagen: Welbourne et al. 2019


Si bien hay algunos modelos de cámaras que permiten ajustar la distancia focal, en general puede que sea necesario hacer modificaciones del hardware. No obstante, una opción más simple puede ser colocar un lente frente al lente de la cámara.


5. Conclusión


Según se discute en distintas investigaciones, sí es posible monitorear reptiles con cámaras trampa. Además, este método puede ser más eficiente que métodos convencionales como trampas pitfall. La manera óptima de hacerlo es: colocando la cámara vertical al suelo, a una altura de entre 65 y 70 cm del suelo, ajustar la distancia focal para mejorar la calidad de las fotos, acoplar un sensor PIR más sensible o el HALT, y activar tanto los disparos por movimiento como por temporizador, en intervalos de 5 minutos. Sin embargo, si no tienen posibilidad de añadir sensores más sensibles, utilizar ambos modos de disparo es suficiente para incrementar la detección de los reptiles.


Un caimán enano (Paleosuchus sp.) sonriéndole a la cámara en una collpa.

Foto: Diego Balbuena


Referencias


Hobbs, M. T., & Brehme, C. S. (2017). An improved camera trap for amphibians, reptiles, small mammals, and large invertebrates. PLOS ONE, 12(10), e0185026. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0185026


Moore, H. A., Valentine, L. E., Dunlop, J. A., & Nimmo, D. G. (2020). The effect of camera orientation on the detectability of wildlife: A case study from north‐western Australia. Remote Sensing in Ecology and Conservation, rse2.158. https://doi.org/10.1002/rse2.158

Welbourne, D. J., Claridge, A. W., Paull, D. J., & Ford, F. (2019). Improving Terrestrial Squamate Surveys with Camera-Trap Programming and Hardware Modifications. Animals, 9(6), 388. https://doi.org/10.3390/ani9060388 Welbourne, D. J. (2013). A method for surveying diurnal terrestrial reptiles with passive infrared automatically triggered cameras. Herpetological Review, 44(2).

Welbourne, D. J., Claridge, A. W., Paull, D. J., & Ford, F. (2020). Camera-traps are a cost-effective method for surveying terrestrial squamates: A comparison with artificial refuges and pitfall traps. PLOS ONE, 15(1), e0226913. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0226913

Welbourne, D. J., MacGregor, C., Paull, D., & Lindenmayer, D. B. (2015). The effectiveness and cost of camera traps for surveying small reptiles and critical weight range mammals: A comparison with labour-intensive complementary methods. Wildlife Research, 42(5), 414. https://doi.org/10.1071/WR15054



#camarastrampa #reptiles #trailcam #squamata #lagartijas #ciencia #estudios #monitoreo #reptiles #cameratrapping #camera #trapping

0 views